En Galicia existen cinco denominaciones de origen que regulan sus vinos: Ribeiro, Rías Baixas, Valdeorras, Ribeira Sacra y Monterrei. En todas es posible encontrar caldos, blancos y tintos, de excelente calidad, premiados y reconocidos en todo el mundo. Para acercarte a sus vinos haremos un pequeño recorrido enoturístico por las D.O. gallegas, al que aportaremos nuestras propias sugerencias.

 

 

Ribeiro, la D.O. gallega más antigua

La denominación de origen Ribeiro es la más antigua de las cinco, comprende unas 2.800 hectáreas de viñedo y 109 bodegas y se sitúa en el sector noroccidental de la provincia de Orense, en las confluencias de los valles formados por los ríos Miño, Avia y Arnoia.

El ribeiro blanco es un vino complejo, elegante, fresco, ligero, muy aromático, afrutado y floral. Los tintos, de mucha capa, son de un color rojo morado muy vivo, intensos en nariz y amplios en boca. Ambos maridan a la perfección con la típica comida gallega.

Nuestra ruta por la D.O. Ribeiro comienza en Ribadavia, la capital vinícola e histórica de esta comarca, recorriendo las fincas de Bodegas Casal de Armán, cerca de 20 has de viñedos, plantados en terrazas situadas en las laderas del río Ribeiro del Avia, entre 200 y 300 m sobre el nivel del mar.

Dispone de un complejo enoturístico, con restaurante y un hotel rural de 6 habitaciones, un casal del siglo XVIII recuperado, desde donde podemos disfrutar de las magníficas vistas del valle del Ribeiro del Avia.

De esta bodega rescatamos su Casal de Armán, un blanco elaborado con un 90 % de Treixadura, 5 % de Godello y 5% de Albariño, una mezcla que resulta en un ribeiro bien estructurado, con aromas a nectarina, flores y hierbas, persistente y con un punto final amargo. Hace un maridaje ideal con mariscos, pescados y arroces marineros.

Siguiendo la orilla del Miño, con parada en el Museo del Vino

La siguiente parada, también en Ribadavia, a orillas del río Miño, es la bodega Viña Costeira, que produce tanto la D.O. Ribeiro como la D.O. Valdeorras y es una referencia enoturística en Galicia. Allí, previa reserva, podremos visitar los viñedos y las bodegas, conocer cómo se elaboran los vinos y degustar sus magníficos caldos y algunos platos de la gastronomía de la zona.

De sus muchos vinos, nuestra propuesta en tienda es el Viña Costeira, un vino de color paja con reflejos verdosos, de intensidad media alta, elegante y fino, con aromas de futa tropical y de hueso y a su paso por boca se muestra muy equilibrado y fresco. Combina muy bien con pescados y mariscos y con los típicos quesos gallegos.

A pocos km de ahí podéis visitar el recién inaugurado Museo del Vino de Galicia, en Santo André de Camporredondo, un edificio singular por su arquitectura, construido en el siglo XVIII para la explotación vitícola, diseñado para la producción y distribución de vino hacia Compostela.

Seguimos nuestro camino por la comarca de Ribeiro hacia Razamonde, parroquia del municipio de Cenlle, situado entre los ríos Avia y Miño y rodeado de extraordinarios parajes naturales. Allí descubriremos uno de los caldos más premiados de esta ruta, el Priorato de Razamonde, un vino joven, elaborado por la bodega del mismo nombre con las variedades tintas de Brancellao y Sausón. El resultado es un vino de capa alta, de color rojo granate con bordes violáceos, con un aroma intenso a frutos rojos y estructurado y fresco en boca, perfecto para maridar con pulpo, cocidos gallegos, carnes a la parrilla y arroces.

 

De vinos por las Rías Baixas

Otra de las zonas singulares de Galicia es la que acoge la D.O. Rías Baixas, que se extiende desde la frontera con Portugal en Pontevedra hasta el sur de A Coruña, con cuatro subzonas definidas: condado do Tea, o Rosal, Ribeira do Ulla y Salnés. Sus relieves suavemente ondulados, su clima de influencia atlántica, con elevada insolación, y sus suelos bien drenados permiten un desarrollo armónico del viñedo.

De las variedades blancas destaca la Albariño, cuyo vino está catalogado como de los mejores del mundo. De color amarillo paja con brillos dorados, ofrece un potente aroma frutal y a veces floral, en boca es amplio, jugoso y muy persistente. Otras variedades blancas de la zona empleadas para vinos no varietales son la Treixadura, Loureiro o Torrontes. Los vinos tintos de esta D.O., aunque menos representados, despuntan como interesantes vinos jóvenes.

De Rías Baixas hemos elegido el Marola, elaborado con Albariño 100 % por la Bodega Viña D’ Mateo. Es de color amarillo limón con destellos verdosos, limpio y brillante, con aromas florales y cítricos y con un despliegue afrutado, ácido y ligeramente salino en boca.

Le sigue el Inmortalis, elaborado también con Albariño y con una crianza de 4 meses con sus lías. Es un vino brillante, color paja con reflejos verdosos, con aromas de frutas y flores blancas. En boca es ácido, intenso y goloso, equilibrado y con un fuerte carácter mineral.

 

Recorriendo las bodegas centenarias de la Ribeira Sacra

Con una extensión de 2.500 has de viñedos, la D.O. Ribeira Sacra comprende las parroquias y lugares de 20 municipios situados a lo largo de las riberas del río Miño y del río Sil, en el sur de la provincia de Lugo y norte de Ourense.

Al igual que en otras zonas de Galicia, la importancia y la tradición de la vitivinicultura en la Ribeira Sacra queda de manifiesto en su larga historia, que se remonta a tiempos anteriores a la época romana. Sus caldos se elaboran principalmente con uvas Mencía y Godello, que dan vinos afrutados y con mucha presencia.

Uno de nuestros favoritos es el Regina Expresión, de la bodega Regina Vinarium, situada en la localidad de Doade (Lugo), un hermoso paraje para visitar y contemplar el profundo cañón que forma el río Sil a su paso por la zona y los viñedos tapizando sus laderas. La bodega también ofrece una experiencia enoturística, con visitas a las instalaciones y opción de degustación y comida en bodega.

Regina Expresión es un tinto crianza con 10 meses en barrica de roble francés, elaborado con uva Mencía. De color rojo picota intenso, presenta aromas de fruta roja madura, de anís y regaliz, y tiene un paso en boca amplio, bien estructurado y de final largo, fresco y afrutado. Es perfecto para acompañar cochinillo y cordero asado, solomillos, platos de caza o quesos curados.

El otro Ribeira Sacra que hemos elegido es el Massimo, un magnifico tinto joven de la Bodega Viña D’ Mateo, situada en Vilachá, Lugo, una localidad conocida por tener las bodegas más antiguas de la Península Ibérica, donde se celebra cada año una de la ferias de vino más singulares de Galicia.   Este es un vino elaborado con uvas de las variedades Mencía 85 %, Tempranillo 10 % y Sausón, 5 %. De color rojo cereza y borde violáceo, ofrece aromas de frutas rojas y tropicales y en boca resulta goloso, sedoso, equilibrado y fácil de beber.

 

D.O. Valdeorras: vinos modernos y un paisaje único 

La D.O Valdeorras ocupa gran parte de las cuencas de los ríos Sil y Jares, al sur de la provincia de Orense. Los viñedos crecen sobre suelos pizarrosos y ocupan casi 3.000 has en medio de un paisaje natural único. La uva protagonista aquí es la Godello, que da vinos blancos de aroma muy fino y afrutado y muy bien estructurados en boca. También hay tintos elaborados con uvas Mencía o Gran Negro, de las que salen vinos de mucha capa, de color púrpura e intenso aroma frutal.

En este caso, nos hemos decantado por el Hacienda Ucediños Godello, un vino varias veces premiado,  elaborado de forma tradicional con uva 100 % Godello por la Bodega Eladio Santalla, situada en la localidad de El Barco, en el corazón de la comarca de Valdeorras. Es un vino amarillo pajizo, brillante, aroma frutal, floral y herbáceo, en boca es untuoso, largo, fresco vivaz y persistente. Es ideal para pescados, arroces y mariscos.

 

La apuesta por los vinos de calidad de la D.O. Monterrei

Terminamos con la más joven de las denominaciones de origen gallegas, la D.O. Monterrei,  situada al suroeste de la provincia de Orense, limitando con Portugal. Sus viñedos se extienden en las laderas del valle del río Támega, ocupando 579 has de superficie, repartidas entre los municipios de Castrelo do Val, Monterrei, Oímbra y Verín. La D.O. Monterrei da unos vinos blancos frescos y equilibrados, de intenso aroma; y unos tintos color cereza, con olor frutal y sedosos en boca.

Proponemos Alma de tinto de la bodega Pazo das tapias, del Grupo Pazo do Mar, en la localidad de Pazos, en Verín. Elaborado con uva Mencía, es de un intenso color rojo, muy limpio y brillante, con un aroma claro a frutas rojas y fresco y sabroso a su paso por boca.

Nuestra otra apuesta es el Fraga do Corvo tinto, monovarietal de Mencía, elaborado por la Bodega Fragas do Lecer, ubicada en el pueblo de Vilaza, en una zona de referencia dentro del valle de Monterrei. Es un vino joven, intenso pero fresco, con aromas de flores blancas y de moras y con buen cuerpo. Al igual que el anterior, marida a la perfección con pato, cordero, cerdo asado, arroces de carne

Por último, destaca en la zona  el castillo de Monterrei, testigo de más de ocho siglos de historia del valle, actualmente convertido en parador, en el que puedes completar tu visita y disfrutar de unas vistas espectaculares.

 

 

[maxbutton id=”1″]